Conjuntivitis bacteriana

La conjuntivitis bacteriana es el tipo de afección en los ojos el cual irrita la conjuntiva pero por modo bacteriano, la conjuntivitis bacteriana es causada por ciertas bacterias en los ojos como lo es el virus Neisseria gonorrhoeae y N. meningitidis (diplococos gram negativos) y generalmente se contagia por contacto directo de una bacteria hacia los ojos de una persona.conjuntivitis bacteriana

La conjuntivitis bacteriana simple, también llamada aguda, mucopurulenta o catarral es muy frecuente. Está causada principalmente por Sthaphilococo aureus, Sthaphilococo epidermidis, Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae y Moraxella lacunata.

La conjuntivitis bacteriana crónica es producida por gran variedad de gérmenes (estafilococo, pseudomonas, Moraxella lacunata, proteus, coliformes…) y facilitada por mala higiene, patología ocular  (infecciones parcialmente resueltas, blefaritis crónica, dacriocistitis crónica, alergia, agentes irritantes, defectos oculomotores…) y enfermedades metabólicas.

A pesar de todos los tipos de bacterias que lo provoquen y el tipo de conjuntivitis bacteriana que haya, los síntomas son muy generales y las causas dependen del tipo de bacteria por el cual te contagiaste y como se desarrolló.

Signos y síntomas

la conjuntivitis bacterianaDebido a que la causa de la conjuntivitis depende de la bacteria o del germen por el cual se comenzó la conjuntivitis los signos y síntomas pueden variar unos de otros, algunos cambiaran pero muchos más serán iguales, comúnmente pueden ser:

Color rosado en la parte transparente del ojo (conjuntiva) que comúnmente es a lo que decimos que se torna roja o rosada la parte blanca del ojo (por lo general en la conjuntivitis bacteriana es mayor la propagación en ambos ojos).

Existen muchos síntomas que nos pueden dar una idea si estamos con la afección de la conjuntivitis, pero si tienes dos o más de estos síntomas es necesario empezar a tomar un tratamiento para la conjuntivitis.

  • Aumento en el lagrimeo de los ojos.
  • Secreción de una sustancia verdosa o amarillenta (pus).
  • Sensación de tener una basurilla en el ojo e intensas ganas de rascar el ojo.
  • Formación de costas que imposibilitan abrir el ojo y también se forman en las pestañas del ojo (mayormente después de dormir).
  • Resfriados o influenzas o alguna otra enfermedad respiratoria.
  • Sensibilidad a la luz brillante.
  • Síntomas de alergia como picazón en la nariz, estornudos, ardor etc.
  • Aumento de dolor por momentos como pulsaciones en el ojo.

Debes tomar siempre en cuenta no afectar a más personas si estás contagiado de conjuntivitis, recuerda que es un virus que se transmite de manera sencilla y de muy fácil contagio, así que es mejor tomar las medidas preventivas para evitar contagiar a las personas de su circulo social.